Home/Noticias/Un cimbronazo en el guión de una campaña que ya parecía escrita